Mundial de Softball Fukushima 2020: “A jugar que se acaba el mundo”.

Ya en 1997, TEPCO era consciente del riesgo de un tsunami en Fukushima pero eligió ignorar los análisis científicos realizados por los sismólogos Katsuhiko Ishibashi y Koji Minoura que señalaban el aumento de probabilidad de sufrir un tsunami. Un representante de TEPCO desestimó sus preocupaciones: “Comprendí lo que Ishibashi decía, pero si diseñáramos teniendo en cuenta el peor caso posible, nada se construiría”. Mas adelante en 2004, después del terremoto y tsunami de Sumatra, TEPCO realizó un estudio sobre los riesgos de los tsunamis. El equipo de TEPCO presentó sus resultados en el año 2007, y fijó en un 10% la probabilidad de que se produjera un tsunami de un mínimo de seis metros durante los próximos 50 años. Los reactores de Fukushima se señalaron como especialmente. (1)

Ademas otros análisis realizados entre 2007 y 2009  estimaron la posibilidad de que se diera un terremoto en Fukushima que podría hacer que la central fuera golpeada por un tsunami. El texto, que ha contado con la participación de unos 180 expertos de 42 países y consta de 240 páginas, fue presentado en la reunión anual del OIEA en 2015. El estudio refleja que varios análisis estimaron la posibilidad de que se produjera un terremoto de 8,3 grados en la escala abierta de Richter en la costa de Fukushima (nordeste de Japón), lo que podría hacer que la central resultara golpeada por un tsunami de unos 15 metros. Pese a esta evaluación, la operadora de la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), y las autoridades reguladoras japonesas (la hoy desaparecida Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial) no tomaron las medidas adecuadas ante esta posibilidad y “estimaron que eran necesarios más estudios e investigaciones” sobre la materia. “TEPCO no tomó medidas provisionales en respuesta al aumento en las estimaciones de altura del tsunami, y NISA no exigió a TEPCO actuar con prontitud ante estos resultados”, reza el texto del organismo internacional de la energía atómica. (2)

Pero más allá del tsunami de 15 metros, el terremoto fue el que colapso la pileta de enfriamiento donde se acumularon 1500 barras de combustible usado. Japón se asienta sobre el anillo de fuego en la intersección de cuatro placas tectónicas y registra cada año el 20% de los mayores seísmos del planeta. Por nombrar uno de tantos, en Abril del 2011 ocurrió uno de 7,1 y recientemente otro en Junio de este año de 5,6 grados en la escala abierta de Richter.

size

Anteriormente en 2007, un terremoto de magnitud 6,8 en la escala de Richter sacudió el noroeste de Japón y causó una fuga de agua radiactiva en la central nuclear de Kashiwazaki-Kariwa, la mayor del mundo por su potencia (produce más de 8.200 megavatios). Fukushima no fue ni el primer accidente nuclear en Japón, ni la única central golpeada por un terremoto.

 20 accidentes nucleares antes de Fukushima desde los 80´s

El primero de ellos se produjo el 8 de marzo de 1981, cuando 300 personas quedaron expuestas a radiaciones tras un escape de agua radiactiva de un depósito en la central de Tsuruga.

En diciembre de 1995, cuando científicos de la misma central nuclear detectaron una fisura en una tubería del primer sistema de refrigeración del reactor experimental de alimentación rápida Monju, por el que se fugaron de dos a tres toneladas de sodio líquido. El incidente fue silenciado y negado durante varias semanas, hasta que apareció un vídeo con imágenes de lo ocurrido, tras lo cual se suicidó el encargado de la investigación.

El 11 de marzo de 1997, un incendio en la sala de envasado de la planta de reciclaje nuclear de Tokaimura ocasionó una explosión con una fuga radiactiva que afectó a 37 trabajadores.

Dos años más tarde, el 30 de septiembre de 1999,  se produjo una fuga de uranio en una central de procesamiento de combustible nuclear de la empresa JCO en Tokaimura. La consecuencia fue el fallecimiento de dos operarios y, además, 663 personas resultaron afectadas por las radiaciones, causadas por una reacción crítica que se desató al equivocarse los trabajadores en los procedimientos de manejo del combustible.

El último incidente de importancia se había producido el del 9 de febrero de 2002, cuando dos trabajadores de la central nuclear de Onagawa quedaron expuestos a leves dosis de radiactividad en un incendio fortuito ocurrido en las instalaciones de la planta. (3)

Mundial de softball 2020

Las ciudades de Fukushima, Koriyama e Iwaki -todas en la región de Fukushima- son las candidatas para acoger las competiciones de béisbol y sóftbol, que volverán a unos Juegos Olímpicos por primera vez desde Pekín 2008. No es la primera vez que el gobierno japonés pretende devolver ese territorio de nuevo al mapa, pues ya propuso que el recorrido de la antorcha olímpica incluyera las áreas más afectadas. El propósito es “demostrar hasta qué punto Fukushima se ha recuperado de la catástrofe”

Aun así la contaminación avanza por todo el planeta.

La costa occidental de América del Norte han estado sintiendo los efectos durante estos años. No mucho después de Fukushima, los peces de Canadá comenzaron a sangrar por sus branquias, bocas y globos oculares. Esta «enfermedad» ha sido ignorada por el gobierno y ha diezmado poblaciones de peces nativos, incluyendo el arenque del Pacífico Norte. En otros lugares del oeste de Canadá, científicos independientes han detectado un aumento del 300% en el nivel de radiación. Según ellos, la cantidad de radiación en el Océano Pacífico está aumentando cada año. Más al sur en Oregon, Estados Unidos, estrellas de mar comenzaron a perder piernas y luego se desintegraron completamente cuando la radiación de Fukushima llegó allí en 2013. Ahora, están muriendo en cantidades extremadamente altas, poniendo en peligro todo el ecosistema oceánico en esa área. Sin embargo, funcionarios del gobierno dicen que Fukushima no es culpable a pesar de que la radiación en el atún de Oregon se triplicó después de Fukushima. En 2014, la radiación en las playas de California aumentó en un 500 por ciento. En respuesta, los funcionarios del gobierno dijeron que la radiación provenía de una misteriosa fuente «desconocida» y no era motivo de preocupación.

Sin embargo, Fukushima está teniendo un impacto más grande que solo la costa del oeste de Norteamérica. Los científicos ahora están diciendo que el Océano Pacífico ya es altamente radioactivo y en la actualidad es por lo menos 5-10 veces más radioactivo que cuando el gobierno de los EE.UU dejó caer numerosas bombas nucleares en el Pacífico durante y después de la Segunda Guerra Mundial.(4)

(1) http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/nuclear/gp_leccionesdeFukushima_2012-2.pdf

(2) http://www.20minutos.es/noticia/2471532/0/oiea-afirma-japon/subestimo/riesgo-tsunami-fukushima/

(3) http://www.libertaddigital.com/sociedad/veinte-accidentes-nucleares-y-fugas-radiactivas-en-japon-desde-los-anos-ochenta-1276229816/

(4) http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/02/10/la-radiacion-de-fukushima-ha-contaminado-todo-el-oceano-pacifico/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: