El siguiente informe ha sido distribuido por los Médicos Internacionales para la Prevención de la Guerra Nuclear y por el Instituto de Investigaciones Energéticas y Ambientales.

Un equipo delirante de militares, científicos y hombres de poder se proponen todos un mismo plan. Detonar la mayor cantidad de bombas atómicas en un solo sitio y generar el máximo daño posible al planeta. Lo consiguen, no fue Alqaeda, el Isis o Norcorea. Fue Francia. Entre 1966 y 1990 se realizaron 167 experimentos nucleares en el Pacifico. Que había allí? Aparentemente nada que valga mas que la carrera armamentista: vida marítima en abundancia, arrecifes de corales irrecuperables y pequeñas poblaciones isleñas de culturas destinadas al olvido. Luego los vientos fueron llevando por el aire las lluvias de plutonio a lugares tan remotos, como Samoa y Nueva Zelanda hasta llegar al continente Americano (Perú, Carolina del Norte). Las corrientes acuáticas hicieron el resto y fueron dispersando las radiaciones que emergían entre las fisuras de los bloques de piedra que habían albergado las explosiones subterráneas. No es un argumento de ciencia ficción, Francia es un país siniestro. Así se contamino gran parte del globo con radiación. Y así justifico en Francia la instalación de reactores nucleares para generar electricidad. No era barato, ni caro, era lo necesario para obtener un arsenal nuclear y formar parte del G8 y de la OTAN e imponer sus políticas al resto del mundo.

“No podemos seguir construyendo tanques para siempre”

A seis años de Fukushima el resultado es el siguiente: - 400 toneladas de agua contaminada por día - 3.519 Contenedores de lodos radiactivos - 1.573 varillas de combustible nuclear - 64.700 metros cúbicos de ropa de protección desechada. - 200.400 metros cúbicos de escombros radiactivos - 80.000 metros cúbicos de arboles talados. De aqui en adelante la cosa solo puede empeorar, es mas probable otro terremoto antes de que se llegue a una salida.

“Soy un símbolo de la voluntad de ser libre, no podemos destruir el espíritu humano, estoy orgulloso y feliz de lo que he hecho” – Mordechai Vanunu: Héroe de la lucha por el desarme nuclear.

Mordechai Vanunu es el hombre más odiado de Israel, pero ser odiado por un estado genocida no es acaso un merito? No es árabe o africano, es el científico nuclear que revelo los secretos de su arsenal atómico. Secuestrado por el mossad paso 18 años en cautiverio, aislado y torturado. Mientras occidente insiste en frenar la amenaza nuclear iraní, Israel ha desestabilizado la región desde el inicio de su ocupación en Tierra palestina. EEUU, GB, Francia, Sudáfrica y Argentina han reforzado su posición gracias a su participación en el programa nuclear clandestino que termino con la construcción de más de 200 armas nucleares. Conozca la increíble historia de este hombre símbolo de la lucha antinuclear al que reivindicamos como héroe.

Cuando Argentina vendió Uranio para la bomba: La conexión nuclear secreta argentino-israelí.

A mediados de julio de 1964, el Departamento de Estado y la CIA enviaron un mensaje conjunto pidiendo a las embajadas de Estados Unidos en Argentina e Israel de revisar un informe de inteligencia no verificado. Querían saber si los argentinos habían acordado vender a Israel entre 80 y 100 toneladas de óxido de uranio o "pastel amarillo", un producto esencial para alimentar un reactor nuclear y lo que éste produce, el plutonio, que puede ser utilizado en armas.

WordPress.com.

Subir ↑